fbpx
Ir a la parte superior

 Trucos para lavar y secar la ropa de invierno.

Estamos a un mes vista de la llegada del invierno pero en muchas ciudades ya hemos tenido que realizar el cambio de armario, sustituyendo nuestras camisetas de tirantes, pantalones cortos, camisas por los suéteres, abrigos, pantalones largos, etc.

Con este cambio de armario y de tiempo nuestra forma de lavar y secar puede variar. Por eso, hoy queremos contarte todos y cada uno de los trucos para lavar y secar la ropa de invierno.

Tips para lavar la ropa en invierno

Con la llegaba del frío es más probable que la ropa se nos acumule en la cesta de la ropa sucia debido a tener más días lluviosos, húmedos o fríos. Por eso el primer consejo es no dejar que eso ocurra e intentar mantener los mismos días de lavado que tenemos en las estaciones más calurosas. Para ello, hablaremos también de los pequeños trucos para secar la ropa en invierno y así que evitar que eso ocurra.

A la hora de elegir el programa escogido para nuestro lavado, deberemos de seguir teniendo en cuenta los consejos de lavado, es decir, no nos pensemos que porque sea invierno deberemos de lavar la ropa con agua caliente. Únicamente utilizaremos el agua caliente para la ropa blanca, mientras que la ropa de color seguirá con programas de agua fría para que no se estropee.

Cuando pongamos la lavadora nos tendremos que asegurar que podremos poder poner a secar la ropa cuando finalice el tiempo de lavado. En el caso que no pudiéramos realizarlo recomendamos volver a poner un lavado corto con el fin de eliminar los malos olores que la ropa haya podido coger en el periodo de tiempo que ha estado en la lavadora. Para este lavado no es necesario utilizar detergente o suavizante, dado que ya lo habremos utilizado en el primer lavado y este es únicamente para quitarle el mal olor que ha podido quedarse impregnado en la ropa tras estar muchas horas dentro de la lavadora.

Consejos para secar la ropa en invierno

A continuación os dejaremos unos trucos para secar la ropa en inverno.

Tender la ropa en casa

Siempre deberemos de tener está opción (Opción B) en nuestra casa para poder asegurarnos poder secar la colada. Para ello podremos disponer de un tendero portátil que podamos utilizar en este tipo de ocasiones. Seguramente el tiempo de secado sea superior (entre uno o dos días) pero nos aseguraremos que la ropa quede seca. A la hora de escoger una habitación para poner el tendedero recomendamos no hacerlo cerca de la cocina ni cerca de otros humos (tabaco) para que no coja malos olores.

Utilizar ciclos de lavado cortos

Con el lavado corto el ciclo de centrifugado es mucho más rápido, esto significa que escurre la ropa de manera veloz y así suelta mucha más agua. De ésta manera, cuando saquemos la ropa de la lavadora nos habremos ahorrado un paso dado que la ropa estará mejor escurrida.

Utilizar radiador o secador de pelo

Esto es un método útil para las prendas pequeñas o para salvarnos de un apuro, las separamos una a una. Las prendas grandes las pondremos en una percha cerca de un radiador para que le llegue el calor, nunca deberemos de ponerlo directamente encima del radiador. Mientras que para las prendas pequeñas podremos aplicarle de cerca el secador, así estaremos consiguiendo secar nuestras prendas. Para realizarlo deberemos de tener en cuenta que el aire del secador no salga muy caliente para no dañar nuestra ropa. Estos métodos son puntuales y por alguna emergencia dado que hacerlo así en cada lavado puede significar un aumento de energía y en consecuencia, un aumento en nuestra factura.

Enrollar la prenda en una toalla

Si extendemos una toalla y colocamos la prenda que queremos secar desde una punta de la toalla y la enrollamos ejerciendo presión para absorber la humedad de la prenda.

Con estos pequeños trucos habremos conseguido seguir lavando y secando nuestra ropa de manera correcta en los meses de invierno. Y, ¿tú? ¿Tienes algún truco? Cuéntanoslo.

Artículos relacionados